Secretos del buen secado y curado de los cogollos de Marihuana.

Oscanna Grow Shop

Secretos del buen secado y curado de los cogollos de Marihuana.

Un curado acertado convertirá una buena marihuana en humo maravilloso.

Una vez terminado el lavado de raíces y haber cosechado en un momento óptimo el siguiente paso consistirá en pelar las hojas más grandes y separadas de los cogollos para no tener un exceso de humedad y así generar un ambiente de proliferación para los hongos como por ejemplo la (Botrytis Cinerea) la cual arruinará el sabor y los aromas de nuestra marihuana antes de colgar nuestras ramas en un lugar seco, oscuro y con ventilación. Esto es primordial dado que el sol y la luz dañan los cannabinoides los que hace que pierda calidad.


Los cannabinoides que se encuentran en la resina de los cogollos no se vuelven psicoactivos hasta que la hierba se seca y se oxidan los tricomas. Los cannabinoides que hay en la planta fresca están en su forma ácida y para convertirse en cannabinoides psicoactivos deben sufrir una trasformación química llamada descarboxilación que se produce cuando las plantas pierden el agua que contienen. El proceso de secado suele tardar entre una y cuatro semanas durante las cuales la marihuana pierde alrededor del 75 por ciento de su peso dependiendo de la variedad y su método de cultivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *